jueves, 19 de mayo de 2016

Proceso constituyente y estulticia.

Aunque nunca hemos sabido de alguna consulta o encuesta, según la UP/DC el país pide a gritos una nueva constitución. Y para responder a ese clamor de las masas, han organizado un esquema que pomposamente llaman "proceso constituyente".

Según Bachelet es un "proceso inédito", nunca visto en el mundo y tiene al planeta muy pendiente de lo que hagamos en esta línea.

La verdad, de inédito no tiene nada. En la vecindad latinoamericana hemos visto ya varias veces el mismo "proceso histórico" ahí donde se ha instalado el castrismo. Y en todos esos casos el asunto ha terminado con los del gobierno apernados en el poder total, de donde sólo saldrán con los pies por delante.

¿Qué ha pasado cuando su propia constitución les pone en riesgo de soltar la teta? La modifican en cosa de minutos sin preguntarle a nadie. En Cuba la constitución permitía al pueblo exigir cambios mediante un referendo firmado por 10 mil personas. En 1998 las juntaron y presentaron su pliego de peticiones, entre las cuales estaba modificar el esquema económico.

Por supuesto no les hicieron ningún caso. En cosa de minutos Castro cambió la constitución para tornar inmodificable el carácter socialista de su régimen, metió presos a los creativos del proyecto (Proyecto Varela) y pasado un tiempo liquidó a sus principales líderes (a Oswaldo Payá lo asesinó fingiendo un accidente automovilístico, crimen aún impune con la complicidad del gobierno de España).

Cosa parecida les ocurre a los venezolanos que votaron mayoritariamente para instalar un nuevo Congreso (Asamblea Nacional) y juntaron millones de firmas para revocar constitucionalmente el mandato del chofer-dictador. El sujeto ha respondido con un decreto de "estado de excepción por emergencia económica" suspendiendo toda ley o norma que no le acomode.

En Ecuador, Bolivia y Nicaragua ha habido "procesos históricos" similares y vayan ahora a intentar algún cambio que no le guste al régimen. Evo Morales abortó militarmente pretensiones autonómicas en Santa Cruz y Pando (aquí con muchos muertos, presentados como "Luctuosos Sucesos" no achacables al régimen en informe "ordenado" por Bachelet cuando Chávez la puso de Presidente temporal de Unasur).

En ninguno de estos países ha sido real el clamor de las masas por una nueva constitución. Siempre y sin excepción ha sido el interés del grupillo castrista instalado en el poder para apernarse allí. Y en Chile no es en absoluto distinto.
La gente no tiene el menor interés en reemplazar la constitución respecto de la cual nadie está en situación de aportar objeciones que resistan revisión. Una encuesta de Cadem indicaba que algunos respondían que la constitución era "muy antigua", lo cual prueba que aparte del desinterés la ignorancia del tema es devastadora.
Con todo, para mí lo más llamativo es que —en vez de sumarse con estúpidas sugerencias— los genios de la oposición no salgan a defender nuestra constitución que, aparte de modificable con las debidas mayorías (lo ha sido decenas de veces) ha dado el marco que ha permitido a Chile salir de la mediocridad y aparecer en las primeras ligas.

Tal parece que la estulticia es contagiosa.

13 comentarios:

  1. La derecha está como U. Católica en el fútbol. Nunca pudo capitalizar las derrotas de la nueva alcantarilla (aka corruptocracia), siempre desperdiciando oportunidades "en la puerta del arco" de poder aplastar al zurderío en la guerra de las ideas, pifiandola por sobre el travesaño. (Católica salió campeon no porque haya sido el más regular ni haya tenido una buena racha de victorias, salió campeon de cuea solo porque O'higgins perdió)

    Con un DT inexistente, una manga de jugadores con infulas de "estrellas" que en la práctica no le hacen un gol ni al arco del triunfo, que se van en puro dribble pero fallan en el finiquito, paseandose por el mediocampo y con muchas filtraciones en la defensa, para que hablar del arquero, un weon con dedos de lana que no ataja ni los tiritos.

    La derecha de verdad, no solo requiere solo de una valla imbatible con un portero de calidad, tambien debe tener posesión de balón, una buena defensa, un mediocampo impredecible y una delantera letal: "tres toques y a cobrar".

    La derecha actual, solo puede aspirar a bandejas de plata por "Fair Play" y eso vale callampa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de los pilares de nuestra constitución es el concepto de estado subsidiario, es decir, el aparato estatal —que financiamos todos— no se mete en lo que no lo necesitamos. Es rol subsidiario SIEMPRE ha asignado al estado un papel en el apoyo a los desvalidos, siendo innecesario e inconveniente agregarle lo de "solidario". Que el estado sea solidario implica una suerte de monopolio de la solidaridad y un derecho a meternos la mano al bolsillo para lo que consideren menesteres solidarios. La sociedad civil cumple con mucha mejor eficiencia y rapidez los temas de solidaridad social. En nuestra civilización cristiana occidental es mal visto permitir que la gente muera de hambre o frío en las calles, no necesitamos al estado para tenderle la mano al que la necesita. La nueva derecha apesta.

      Eliminar
  2. El Proceso Constituyente es un robo mas a Chile.
    Es tan dificil de entender?
    Bachelet esta saqueando a Chile.
    Bachelet tiene toda la intención de cambiar la Constitución de este país a su antojo.
    La nuestra ha tenido demasiados cambios o modificaciones y la ultima aprobada por Ricardo Lagos en 2005, pero " ella" la quiere cambiar por capricho.
    Bachelet que pocos la apoyan, quiere rehacer la Constitución, a través de cambios impuestos por su gobierno engañando a todo un país, pero siguiendo la ideología nefasta de su naturaleza socialista.
    Alguien SABE que hay que cambiar la actual Constitución?
    Quien ha dicho cuales artículos de la actual Constitución están mal? Y si es asi, por que no se pueden modificar?....Nadie entiende nada.. Como puede llamar "Proceso Constituyente" una Presidenta que tiene, con suerte, tiene un 20% de aprobación, siendo que un cambio de esta magnitud , necesita un apoyo de todo un pais?.
    Pobre de Nuestro Pais !!!!( solo soy una ciudadana molesta )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela, es cierto que el régimen no ha querido decir qué es lo que quiere cambiar. Empezaron alegando que la Constitución era de la "dictadura", pero a poco andar quedó claro que eso no es cierto, que en realidad es el producto de muchos que vinieron después del gobierno militar, incluyendo a Lagos y gente de su propia coalición ¿Y por qué no dan más señales? Porque buscan lo mismo que buscaron sus predecesores castristas en Latinoamérica: el control total del país sacrificando las libertades y democracia que consagra nuestra constitución.

      Es penoso que, salvo Allamand y Cordero, nuestros derechistas no pispen lo que pasa.

      Eliminar
    2. "Cuando la tiranía se vuelve gobierno, la rebelion se convierte en un deber". que el zurderío no se queje cuando seamos nosotros quienes los saquemos "por las malas".

      Eliminar
    3. Por eso es loca Bachelet si tiene un 20% de apoyo.

      Eliminar
    4. Descartaría a Allamand, pues le llevo al ministro de Interior de nuevo régimen político semipresidencial como si a los comunista les importará.

      Eliminar
    5. José, aunque los saquemos por las buenas, la izquierda siempre reaccionará por las malas. Los que lideren la expulsión del castrismo tendrán que estar preparados para todo.

      Eliminar
    6. Javier, la gorda se mantiene donde está porque no la dejan hacer otra cosa. La comadre tiene escasa capacidad de maniobra personal. Y en cuanto a Allamand, es otro codicioso por la figuración y el vivir de "la cosa pública".

      Eliminar
  3. Solo queda demostrado que el Gobierno de Bachelet busca la destrucción total de nuestro País que era prospero. Bachelet se regocija dando las gracias al PC partido que por historia representa muerte.Ella es una traidora a nuestra Patria !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bachelet es castrista. En la pasada anterior el PC (delegación de Castro en Chile) no estaba incorporado al gobierno. Ahora la cosa es muy distinta. Se trata de atacar el modelo y la institucionalidad aprovechando la mayoría en el Congreso que les dejó la pésima conducción política de Piñera

      Eliminar
  4. Bachelet es loca como Allende. Le faltan los bigotes.

    Tengo un post pendiente que lo estoy terminado sobre el Proceso Constituyente y que habla de esa manía de creerse protagonista porque ella es Revolucionaria. Asimismo de ese gusto de la Izquierda por las grandes asambleas.

    Los cabildos no refieren a esa institución española, sino que son soviets, si hasta pueden participar los menores de edad que no votan en las elecciones, porque no tienen 18 años.

    Ni la derecha ni hablar. No me representan. Así que lo mejor es que desaparezcan y surjan nuevos partidos y dirigentes. Ni siquiera se les ocurre primero defender la Constitución y segundo cuestionar la ilegitimidad del Proceso Constituyente, ya que carecen de los quorum.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, el problema en la mayoría de los palurdos de la derecha es que son realmente lentos para entender la seriedad de este juego. Son demasiados los que todavía esperan que el régimen se avenga a la institucionalidad y al respeto al modelo.

      Eliminar

Tu opinión enriquece nuestro trabajo. Gracias por comentar.