jueves, 9 de mayo de 2013

Objetivo del próximo gobierno libertario: el desamarre del modelo

Durante el gobierno militar sus asesores diseñaron e implementaron nuestro modelo de desarrollo basado en la apertura de los mercados, la libertad de emprendimiento y una institucionalidad política orientada a la estabilidad y el orden.

Luego de recuperar a la nación del extremo marasmo en que la dejaron seis años de populismo y corrupción democristianos y tres años de dictadura castrista, el modelo empezó a dar sus frutos en los años 80, cuando ya en todo el mundo se hablaba del "milagro" chileno.

Sin embargo, el traspaso del poder a los civiles -programado al detalle en la Constitución de 1980- cayó en manos del progresismo, que controlaba y sigue controlando el más formidable aparato propagandístico de que se tenga memoria.

A pesar de ello y de instalarse en el poder por veinte años, la nueva administración progresista se vio obligada a respetar las bases del modelo, tanto por su éxito evidente y consiguiente apoyo popular, como por carecer de una oferta alternativa que tuviera un viso de factibilidad.

Pero el respeto de las bases libertarias del modelo no impidió al progresismo avanzar en el montaje de una gigantesca red de control mediático, sindical, de instituciones no gubernamentales financiadas con dinero público y de amarres y distorsiones de la institucionalidad orientados a asegurarle la permanencia en el poder y desalentar la alternancia política.

Esta red es la que, a pesar de haber perdido el control parcial (no total) del ejecutivo, le ha permitido seguir con el control de la agenda medial, de la actividad sindical y de las ONGs, del aparato de justicia y de las mayorías del Congreso que habían sido obtenidas mediante la explotación del sistema de ayuda social en favor de sus candidatos.

Hoy es público y evidente para todos que esta red ha sido esencial en mantener el clima de crítica constante a cada paso del presente gobierno, en bloquear su avance en popularidad, en crear y mantener un clima generalizado de crispación sindical y territorial exacerbado por la lenidad de fiscales y jueces, y en transformar al Congreso en una eficaz herramienta que traba cada avance de la administración.

Frente a este panorama, la reacción del gobierno no ha sido enfrentar esta gigantesca red con decisión y convocatoria a los chilenos para acabar con ella sino intentar parlamentar con sus líderes, con un sonado fracaso que en este blog pronosticamos desde un comienzo.

Esta actitud, desconcertante en un principio, se inspiró en la idea de Sebastián Piñera y su círculo íntimo de que es posible resucitar el "centro" político con la incorporación de líderes progresistas dejando a la derecha y a la izquierda como "extremos" que pueden mantenerse alejados de La Moneda y el Congreso por mucho tiempo.

Aún cuando esta artera pretensión reclama un castigo ejemplar, para los presidenciables actuales de la centro derecha lo urgente es poner distancia entre sus objetivos políticos y los de Sebastián Piñera, cuestión que se resuelve con la simple denuncia de la red progresista y el anuncio del propósito de combatirla, para recuperar la salud de nuestra institucionalidad y retomar el camino de desarrollo de nuestro modelo.

Es decir, lo primero de lo primero es que estos líderes nos convoquen al desamarre de nuestro modelo, para permitirle retomar la marcha.

Ya llegará la hora de ajustar cuentas.

10 comentarios:

  1. http://www.appalandes.com/2209/el-abuso-con-los-consumidores-y-la-concertacion/

    ResponderEliminar
  2. Tanto el señor Águila, que es columnista de 'La Tercera' y director de la Fundación Igualdad como el abogado y columnista de 'El Mercurio' hacen una caricatura de la Derecha al enfatizar el orden, como si no fuese una virtud de la civilización.

    SP no tiene remedio. Cuando le conviene hace una critica a los gobiernos de la Concertación y cuando le conviene dice que no hay que criticar a dichos gobiernos. Lo mismo para el terremoto, si criticaba a Bachelet se estaba criticaban el cargo de la Presidencia. El mismo argumento usaba Ricardo Lagos cuando lo criticaban.

    La Derecha no tiene candidato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que el candidato que parece alejarse más de la siniestra sombra de Piñera, Pablo Longueira (quien debería darse cuenta que el presidente no es ningún ejemplo a seguir) recoja las despreciadas banderas de la libertad y el orden que nos han traído hasta aquí. Al menos eso pareció defender en Tolerancia Cero. Eso si, le falta darse cuenta que el enfrentamiento es en serio y no se presta para concesiones que busquen colocarlo como el rey del entendimiento (jamás debió dar por superado tan livianamente el ofensivo incidente con Paulsen)

      Eliminar
  3. No se porque Ciro se expresa tan mal de Piñera, reconociendo que nuestro presidente no tiene carisma,no le encuentro mayores defectos, me gustaría que Ciro nos dijera que ve de malo en el. El caso Paulsen/Longueira es en ejemplo de una prepotencia periodística que ojalá no lo veamos mas, me dicen que Paulsen no es periodista, peor aún. El trato hacia Longuiera fué horrible, vergonzoso. Que no se repita es lo que todos pedimos a Tolerancia0, por mi que no continúe en el programa este señor

    ResponderEliminar
  4. Es verdad, pero no de temer, Piñera es una persona con raíces DC, pero no creo le convenga o pretenda dejar a la derecha afuera.
    Sería un caso patético de darse vuelta la chaqueta, conozco varios personajes que lo han echo, bueno en la duda mejor abstenerse y lo tendré en la mira. Me gustaría hacer llegar un mail sobre Paulsen que me llegó hace media hora, es interesante y queda muy mal parado, no se como enviarlo, no veo recepción de archivos aquí. Si puede déjeme un mensaje aquí mismo, gracias Ciro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrías colocar el texto en el blog, estimada isabel (claro está que no reveles tu mail)

      saludos

      Eliminar
    2. Articulo de Fernando Martinez Collins fue publicado en Appalandes ver aqui

      Eliminar
  5. Lo leí como sabrás Ciro. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese Fernando Paulsen es una completa estafa, como todos los que forman parte de la mas colosal estafa: la "concertacion"

      Eliminar

Tu opinión enriquece nuestro trabajo. Gracias por comentar.