lunes, 30 de abril de 2012

¡Basta ya de basurear a la FACH, carajo!

Acerca del accidente aéreo en la isla Juan Fernandez, quiero dar cabida a estas palabras de una persona que conoce de este tema y que pone los puntos sobre las íes:

En todo accidente aéreo tiene incidencia directa el operador, en este caso, la Fuerza Aérea. En todo accidente aéreo existen, obviamente, causales humanas.

¿Algunos de ustedes recuerda cómo se llamaba el piloto del avión LAN y qué modelo de avión era aquel que se salió de la pista en Puerto Williams cuando fallecieron ahogados turistas tanto chilenos como extranjeros?

¿Algunos de ustedes recuerda el nombre del piloto del CASA 212 del Ejército que se precipitó a tierra cerca de Coyhaique con mujeres, niños y uniformados? ¿No recuerdan? Claro, en esos aviones nadie se llamaba Felipe ni tampoco alguno de ellos era famosillo.

¿Sabe usted que el CASA 212 lleva casi 500 muertos en accidentes en el mundo de los cuales 47 son chilenos?

¿Sabe usted que los CASA 212 era de dotación de Puerto Montt y decidimos trasladarlos a la zona norte porque volaba pésimamente con mal tiempo y no podía soportar formación de hielo, como sí lo hace el avión Twin Otter con más de 40 años en la zona? (Por este motivo se precipitó a tierra el avión del Ejército antes mencionado).

¿Sabe usted que un oficial piloto de CASA 212 tuvo una emergencia de falla de un motor en Puerto Montt y el avión no fue capaz de volar con un motor y que gracias a la altitud que traía llegó apenas a la pista?

Hay aviones buenos y aviones malos. Y los españoles nunca se han caracterizado por hacer aviones buenos, como sí los fabrican los ingleses, los norteamericanos, los franceses, los rusos y un par de países más... pero NO España.

Los aviones malos también vuelan, pero se caracterizan porque sus márgenes de operación son muy estrechos y porque al menor descuido pueden causar un accidente.

A mi modesto juicio —y voy a emitir un juicio de valor— el piloto del CASA 212 de Juan Fernández voló en un área de turbulencia severa, a menor altura de lo que debió haberlo hecho. Si hubiese volado ese día en un avión Twin Otter, que sí es un excelente y confiable avión, es muy probable que nada hubiese pasado.

¿Por qué la Fuerza Aérea tiene que comprar aviones CASA 212? Pregúnteselo al Ministro de Defensa de la época, no a la Fuerza Aérea.

¡Basta ya de basurear con la Fuerza Aérea! Basta ya de cortar cabezas. Uno solo es el que tiene que tirarle la gorra encima del escritorio del Presidente y decir lo de más arriba.

Si el gobierno hubiese pagado las indemnizaciones, el abogado Morgado no tendría que estar especulando con exceso de peso, ni con pernos. Ni la FACH tendría que entregar pesos y balances que son para estibar la carga y colora tantas unidades de "Trim" y grados de flap para el despegue. Es un documento para uso de la tripulación. Punto.

Basta ya de andar trasladando a gentuza del periodismo para que hagan notas y ganen dinero vendiendo programas a costa de la Fuerza Aérea. ¿Es que Televisión Nacional no tiene fondos para arrendar un avión en forma particular para lucrar con sus reportajes?

¡Basta ya de basurear a mi Fuerza Aérea, carajo!

(Nombre del autor reservado hasta que me autorice a publicarlo).

2 comentarios:

  1. Alguien de la Concertación, naturalmente.

    ResponderEliminar
  2. Javier, no estoy seguro de que sea de la Concerta, aunque por las características de este escándalo calza perfecto con su impronta.

    Cualquier que sea el gobierno que lo hizo es del todo impresentable lo que se hace con la FACH. Todo mi apoyo a nuestras fuerzas armadas.

    ResponderEliminar

Tu opinión enriquece nuestro trabajo. Gracias por comentar.